Recetas tradicionales

Mi semana como vegano

Mi semana como vegano


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Me di cuenta de que mi semana vegana iba a ser una lucha a la mitad del primer desayuno.

Mientras masticaba con aire de suficiencia dos rebanadas de mantequilla de maní con mermelada sobre una tostada, presumido porque no hay mantequilla en la mantequilla de maní, me informaron que el aceite de palma en mi mantequilla de maní es responsable de la deforestación de 300 campos de fútbol cada hora.

Una dieta vegana es aquella que evita toda explotación de animales. Eso significa que no hay lácteos, huevos, carne, pescado, miel y, aparentemente, mantequilla de maní. Mi intento de veganismo fue todo en nombre del Mes Mundial Vegano, una iniciativa destinada a persuadir a las personas para que prueben la dieta y sientan los beneficios. Incluso si no desea seguir una dieta vegana, sigue siendo una iniciativa en la que vale la pena participar, como explico aquí.

Como un firme creyente en una dieta amplia y equilibrada, el veganismo no me atrae desde una perspectiva nutricional (también, me encanta el cerdo desmenuzado), pero éticamente me parece bien. Reconozco el impacto que mi dieta tiene en el mundo y los animales. Trato la carne con gran respeto, compro solo de fuentes confiables y desperdicio lo menos posible. Entonces, el conocimiento de que la mantequilla de maní y el aceite de palma eran una explotación de la selva tropical significaba que tenía que salir de la lista. En cambio, me las arreglé con aguacate aplastado sobre una tostada con aceite de oliva y albahaca. El desayuno era la menor de mis preocupaciones. Tenía 10 almuerzos y cenas para pasar.

Ya sea que lo siga por razones éticas o de salud, no hay duda de que el veganismo requiere moderación e ingenio. Lo curioso es que no te pierdas las cosas importantes. Obviamente, iba a extrañar la carne, pero de todos modos me hago vegetariana dos o tres días a la semana. Eran las pequeñas cosas que ansiaba. El queso estaba fuera, al igual que el yogur, también la pasta y probablemente el pastel, y si me encontraba en una fiesta infantil, no había gelatina para mí.

Luego están las implicaciones nutricionales que hay que tener en cuenta, pero en ese campo no soy un experto. Afortunadamente, nuestra nutricionista principal, Laura, es:

“En Jamie's siempre recomendamos una dieta equilibrada con uno o dos días sin carne a la semana. Dicho esto, a menudo existe una preocupación innecesaria de que una dieta vegana sea baja en los nutrientes que se encuentran en la carne y el pescado, como proteínas, hierro, calcio, zinc, vitamina B12 y vitamina D y las grasas esenciales (omegas). Si un vegano sigue una dieta vegana bien planificada, ese no tiene por qué ser el caso. Puede preparar la proteína con frijoles, lentejas y legumbres, el calcio con verduras de hoja verde como la col rizada y las espinacas, y los buenos ácidos grasos omega con aceites como la linaza y la colza ".

Así que me puse a hacer ajustes a las recetas con diferente éxito. Como empleado leal, utilicé muchas de las recetas de Jamie y, de hecho, recetas de nuestros escritores invitados, al tiempo que creé algunas de las mías.

Después de ese desastroso desayuno, mi hamburguesa vegana estaba deliciosa: el toque de lima realmente le da vida. He comido unas horribles hamburguesas de frijoles en mi época, pero esto fue en un planeta diferente, especialmente con batatas fritas. También cociné una de mis recetas favoritas de las comidas de 15 minutos de Jamie, el curry Keralan (sin la salsa de yogur, por supuesto).

Mi quorn y frijoles boloñesa, sin embargo, fue una comida muy triste. El quorn casi no tenía textura y no se beneficia de los 40 minutos que necesita en la placa para que todos los sabores se unan. Mi consejo sería usar un grano abundante como farro o cebada perlada en su lugar, o aumentar los frijoles. También puede descartar todo eso y optar por lo que podría ser el mejor ajuste de receta de todos los tiempos, que se puede encontrar en el pastel de pastor vegano de Tim Shieff.

Quizás el mayor éxito que tuve, sin embargo, fue mi pastel de chocolate vegano. Es el triunfo de una receta y la prueba de que el estilo de vida vegano saca lo mejor de las personas como chefs al obligarlas a experimentar. Antes de esta semana nunca hubiera hecho un bizcocho con aceite en lugar de mantequilla, ahora está en mi libro de recetas para cuando los veganos o sin lácteos vengan a llamar (la verdad, pasa), o cuando quiero un bizcocho con mucho menos grasas saturadas (pero aún mucha azúcar).

Este pastel nació de la desesperación. Estaba absolutamente con náuseas por un capricho y estaba decidido a encontrar una receta que fuera decadente pero que respetara la ética. Lo que se me ocurrió fue una mezcla de todo tipo de recetas e ideas, y fue un éxito total.

Receta de pastel de chocolate vegano de Jonny con nueces quebradizas

Ingredientes:

  • 275 g de harina común
  • 200 g de azúcar en polvo
  • 80g de cacao en polvo de calidad
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • ½ cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 80 ml de aceite de cacahuete
  • 1 cucharadita de vinagre de sidra

para el glaseado

  • 200 g de chocolate negro de calidad (más del 70% de cacao)
  • 2 cucharadas de leche de soja
  • para la nuez quebradiza
  • 100 g de azúcar en polvo
  • 25g de nueces

Precalentar el horno a 175 ° C / 350 ° F / gas 4 y engrasar un molde cuadrado de 20x20cm. En un bol, mezcle la harina, el azúcar, el cacao en polvo, el polvo de hornear y la sal. Agregue 200 ml de agua tibia, luego el extracto de vainilla, el aceite y el vinagre y mezcle hasta que quede suave. Vierta en el molde para pastel y hornee por 25 minutos, o hasta que una brocheta clavada en el centro salga limpia. Retirar del horno y dejar enfriar.

Mientras tanto, haz el quebradizo. Ponga una cacerola mediana a fuego medio y agregue el azúcar. Deje que se derrita sin revolver. Agregue las nueces y mezcle hasta que esté cubierto, luego vierta en una bandeja para hornear antiadherente en un cuadrado y deje enfriar y cuajar.

A continuación, haz el glaseado. Coger una cacerola mediana, llenar con agua hasta unos 5cm y llevar a ebullición. Coloque un recipiente de vidrio grueso encima y asegúrese de que no toque el agua. Triturar el chocolate del paquete y vaciarlo en el bol con la leche de soja. Revuelva ocasionalmente hasta que se derrita.

Coloque el pastel de chocolate con cuidado en una fuente de servir y vierta el glaseado en el centro. Debe extenderse uniformemente, pero ayúdelo con una espátula si es necesario, luego aplaste rápidamente la quebradiza con un rodillo y esparza sobre el glaseado para que se pegue. Sirva con un buen té negro - ¡rellene la leche de soja!

Por supuesto, algunas recetas no necesitan ajustes. Algunos son veganos por accidente, o simplemente por diseño desde el principio. La sopa de tomate asado de Jamie de 30-Minute Meals es asombrosa y muy fácil de dejar embarazada. Hay pocos placeres más grandes que esos crujientes picatostes que están a punto de volverse empapados por haberlos sumergido en la sopa. Es en momentos como ese que el veganismo parece fácil.


Recetas veganas fáciles y deliciosas

Comienza tu mañana con esta deliciosa receta clásica de gofres veganos. Crujientes por fuera y suaves por dentro, como deben ser los waffles. Además, solo tardan quince minutos en hacerlo.

Wraps veganos de lechuga con garbanzos de búfalo

Disfrute de estas ligeras y refrescantes envolturas de lechuga vegana con garbanzos de búfalo este verano. Estas envolturas veganas están llenas de proteínas y deliciosos sabores y están cubiertas con ingredientes caseros.

Hummus de coliflor de cáñamo (¡ceto!)

¡Un cremoso hummus de cáñamo y coliflor lleno de sabor! Solo necesita 8 ingredientes para hacer esta salsa cetogénica de hummus de coliflor asada baja en carbohidratos y sin garbanzos. Además, se puede hacer en.

¡Bienvenido!

¡Hola! Soy Sarah McMinn, autora y desarrolladora de recetas aquí en My Darling Vegan. Soy un chef de formación clásica y fotógrafo profesional. Con 14 años de experiencia vegana, mi objetivo es hacer que la alimentación vegana sea fácil, divertida y accesible para todos.

¿Necesita ayuda para planificar las comidas? ¡Consulte mi Plan de comidas veganas de 4 semanas para obtener recetas, listas de compras y mucho más! ¡Consiguelo ahora!

Trabajar con marcas Creemos en

Vea algunos de nuestros últimos trabajos y obtenga más información sobre lo que podemos hacer para promocionarlo a usted y a su marca.


Puedo recordar vívidamente el momento preciso en que me volví vegetariano. Tenía 12 años, estaba de vacaciones y el hotel tenía dos opciones: cordero asado o lasaña de verduras. Habiendo renunciado al primero unos meses antes con el argumento de que uno no podía comerse un animalito y ndash, sí, me tomó 12 años unir los puntos entre esos lindos paquetes de pelusa y una chuleta y ndash me di cuenta de que no había nada más que eso aceptar un trozo de pasta empapada en tomate y rellena de calabacines de aspecto triste.

Tomé un bocado. "Esto no es una lástima", exclamé, sorprendido y con una lógica infantil, concluí que si pudiera soportar una lasaña vegetariana podría ser vegetariana. Después de meses de agonizar por las vacas y las gallinas, podría absolver mi culpa y, quizás lo más importante, lanzar miradas de reproche y santurronería a los mortales carnívoros como mi familia.

No miré hacia atrás o, al menos, no lo había hecho hasta que Resurgence & amp Ecologist encargó este artículo.

Comenzó bastante feliz: un día de calor abrasador eliminó mis antojos de té cada hora y coincidió deliciosamente con mi descubrimiento del helado Booja-Booja. Hecho con anacardos, endulzado con agave y aromatizado con vainilla, era casi ridículamente delicioso y ndash y lo digo como una cara de helado dedicada. La cena fue fácil: ensalada de aguacate, espinacas y camote asado con aderezo de aceitunas negras y nueces, copiada y pegada de una receta de Diana Henry. Agrega queso de cabra y rsquos. Me hubiera gustado, pero no lo extrañé demasiado, al descubrir, como muchos veganos antes que yo, que los aguacates ofrecen una riqueza cremosa y densa que, si bien nunca puede reemplazar al queso, te consuela de la misma manera que lo hace un perro cuando tu pareja está ausente.

El día siguiente resultó más complicado. Húmedo, frío y al estilo de los lunes, clamaba desesperadamente por pasta y ndash y al principio no vi ninguna razón por la que no pudiera responder. Tenía pasta seca sin huevo en casa, y una receta que, lejos de depender del queso, la repele activamente.

& ldquoOttolenghi. Azafrán. "Tagliatelle", canturreaba en voz baja, bajo el paraguas, y caminaba cansinamente hasta casa. Solo al abrir el libro recordé el ingrediente base de salsa & rsquos. Manteca. Recurrí a otros libros y luego, desesperado, a Internet. Sin embargo, encontrar una receta de pasta atractiva que no se base en crema, mantequilla, queso, cr & egraveme fra & icircche, huevo ni carne no es ni remotamente fácil.

Hago hincapié en la palabra & lsquoappeating & rsquo aquí porque lo que me sorprende tan repetidamente a lo largo de la semana es lo comprometidos que parecen ser los platos veganos. No todos: hay muchos platos del sudeste asiático que ni siquiera registras como veganos, son tan satisfactorios y ndash, pero ciertamente aquellos que se han creado con el fin de ser vegano, o que se vuelven veganos al quitar algo. El yogur de leche de coco, el aceite de oliva para untar y la crema de anacardos son comestibles, pero incluso en su mejor momento (y por lo tanto, caros) son imitaciones pálidas y eso es algo antes de comenzar con las leches alternativas, o mylks como a veces se llaman.

Para mi café, tiene que ser leche de avena y ndash específicamente, Oatly Barista. Es un poco dulce, es cremoso y no tiene una ruptura desordenada en el momento en que se encuentra con su café. Más sorprendentemente aún, cuando pido un capuchino con él, en realidad viene con espuma. No me malinterpreten: sigue siendo inferior a la leche de vaca desde mi punto de vista vegetariano, pero soy consciente de que es lo que solía hacer. Podría acostumbrarme a la leche de avena. Lo que siento que no podría y nunca toleraré, mientras yo y una vaca vivamos, es una leche alternativa en mi té.

"Simplemente ya no lo bebo", dice mi nuevo amigo vegano con tristeza, cuando lo llamo desesperado por la taza de té más decepcionante de toda mi vida, incluidos los viajes en avión. "Prefiero recordarlo como está", continúa. Gran parte de esta experiencia se siente muy bien, un poco trágica. Los paquetes flácidos de amigos veganos cheeze o chease se vuelven líricos sobre Whole Foods y rsquo ahumado & lsquogouda & rsquo rebanadas porque & ldquorealmente no son tan malos! & Rdquo la escasez de opciones para comer fuera. Desde el punto de vista de la elección, ser vegetariano ya es bastante malo: se redujo a dos platos como máximo, y eso y rsquos en los restaurantes progresistas. Si eres vegano, tienes suerte de tener uno.

Y si como yo vives en Londres, tienes suerte. Lo más destacado de mi semana fue sin duda el Spread Eagle en Homerton, East London: un pub vegano, con comida del Club Mexicana. Memorablemente, la crítica de restaurantes Grace Dent lo describió como "muy divertido, no creo que Morrissey bebería aquí", y estoy totalmente de acuerdo. La musica es divertida. El personal es amistoso. La decoración es colorida y lujosa y el menú es delicioso. En un momento, tengo que recordarme que es vegano y que puedo pedir los tacos & lsquopork & rsquo, las alitas de & lsquochicken & rsquo y todo lo demás del menú. & ldquoI & rsquom divirtiéndome tanto! & rdquo Exclamo & ndash y luego recuerdo mi té negro por la mañana, y el hecho de que, si bien el Spread Eagle es una prueba de que la comida vegana puede ser & lsquofun & rsquo, empanizada y frita es empanizada y profunda- fritos, sea cual sea su orientación culinaria. Una de las afirmaciones hechas por algunos veganos evangélicos es que su dieta es de facto más saludable, una afirmación inmediatamente y deliciosamente contrarrestada por Spread Eagle & rsquos Mexican deep-fried & lsquoice cream & rsquo.

Pero claro, siempre iba a ser parcial. Soy un escritor gastronómico que escribe una columna de queso regular, visita granjas idílicas que han pertenecido a la misma familia durante siglos y tiene los medios para comprar su leche de alta calidad y éticamente sólida (desde mi punto de vista vegetariano). La gran mayoría de las elecciones de estilo de vida en el mundo actual y rsquos conllevan consecuencias ambientales, y yo diría que el veganismo no es más ecológico de facto que saludable de facto. Tomemos los casos de la leche de almendras, por ejemplo, y considere la enorme cantidad de agua necesaria para cultivar almendras y la sequía actual en California, el mayor productor mundial. Luego está la cantidad de envases plásticos no reciclables involucrados en las alternativas al queso y, por supuesto, al tofu: entrevisté a un productor el año pasado. No puedes usar nada más en este momento, explicó, aunque estaban mirando. El queso lácteo viene en plástico en el supermercado, por supuesto, pero las queserías y los mercados de agricultores envuelven trozos cortados en papel resistente a la grasa, y la corteza es su propio empaque cuando se exhibe todo el queso.

Estos no son problemas particulares del veganismo, por supuesto. Tampoco son razones para no ser vegano. Si mi semana me ha mostrado algo, es que por cada vegano militante de Morrissey, están los tipos relajados en el Spread Eagle que por cada esquema flubbery, envuelto en plástico, con sabor a plástico, hay comidas veganas como las que soñó. Meera Sodha, cuya serie de recetas veganas Guardian fue mi salvavidas durante la semana, o por Chantelle Nicholson en su nuevo libro Planted: A Chef & rsquos Show-stop Vegan Recipes. Las teorías detrás del veganismo aún no me han convencido, pero la práctica demostró que dentro de sus limitaciones correctas puede haber una creatividad extraordinaria.

Clare Finney es escritora gastronómica independiente y escribe a título personal. Para obtener más información sobre el veganismo, consulte www.vegansociety.com

Querer Resurgence & amp Ecologista revista entregada en su puerta? Saber más


Blog de comida de Jen & # 039s

Pasar de ser un ávido consumidor de carne y lácteos, consumir ambos a diario, a eliminarlos por completo de mi dieta para probar una "semana vegana", no fue tan difícil como pensé. Aprendí mucho tranquilamente, desde lo que significa ser vegano y cómo puede tener un efecto positivo en el medio ambiente, hasta descubrir que hay una amplia variedad de comidas y recetas sabrosas disponibles para los veganos.

Creo que todavía hay un estigma en torno al veganismo, pero creo que definitivamente se debe a que muchas personas no están informadas al respecto y tienden a rechazar "ser vegano" y reaccionan con declaraciones como "¿Qué comes, lechuga ? " Realmente hay mucho más, y estoy muy contento de poder compartir algunas de las cosas que he aprendido con ustedes.

Mi semana como vegano

Todavía tenía los mismos desayunos que solía hacer durante toda la semana, que consistían en bayas, nueces y yogur, solo cambiando el yogur natural, por una alternativa sin lácteos. ¡No hay diferencia real de sabor en absoluto! El fin de semana: tostadas con mermelada y margarina vegana, algo que disfruto mucho, pero que no había comido en mucho tiempo.

Almuerzos - Entonces comencé la semana con ensaladas de espinacas, rúcula, remolacha, nueces, tomates, zanahorias, pepinos, pimientos y semillas de granada. No está mal, pero es incluso mejor con un poco de lasaña vegana que había hecho la noche anterior. Luego estaba mi sopa de verduras (receta a continuación & # 8211 ¡mmm!), Que hice principalmente con las verduras sobrantes en el refrigerador, no muy grande, ¡pero satisfactoria y deliciosa!

Cena: aquí es donde se pone más interesante. A lo largo de mi semana probé comidas como lasaña de lentejas, burritos de camote, ragu de lentejas, hamburguesa de pasta a la barbacoa e incluso pudín de chocolate. Aunque mi plan de comidas para la semana era rico en carbohidratos, esto fue puramente casual, tengo muchas más recetas veganas a mano que no contienen pasta ni pan.

Cada receta que elegí no solo fue muy abundante y refrescante, sino también extremadamente fácil de hacer. Estos son solo algunos de mis favoritos de esta semana que le recomiendo que pruebe.

Tiempo de cocción: 40 minutos (agregue 40 adicionales de antemano si está cocinando las lentejas desde cero)

  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolla
  • 250g de lentejas caseras
  • 350ml de passata
  • Medio cubo de caldo de verduras
  • 1 guindilla roja (sin semillas si no te gusta mucho el picante)
  • 2 cucharadas de vinagre balsámico
  • 300g de pasta
  1. Hervir hervidor
  2. Pelar y cortar en dados las zanahorias y ponerlas en una sartén grande con el aceite. Cocine a fuego medio mientras pica finamente la cebolla, luego agregue esto a la sartén y cocine por 10 minutos o hasta que la cebolla esté dorada.
  3. Agregue las lentejas cocidas, la passata y el cubo de caldo de verduras, con una lata de agua caliente (use la lata de passata vacía), agregando también el vinagre y la guindilla. Cocine a fuego lento durante 25 minutos, hasta que el ragú se espese.
  4. Cuece la pasta y escurre.
  5. Cuando el ragú de lentejas esté listo, retiramos del fuego y machacamos con un machacador de papas. Regrese al fuego por unos minutos.
  6. Una vez que la salsa esté bien caliente, sírvela con la pasta escurrida.

Me sorprendió esta comida porque no podía creer que una receta tan simple pudiera ser tan sabrosa y, extrañamente, también parecía bastante cremosa. ¡Creo que agregar un poco de ajo a la salsa o servir con pan de ajo vegano y queso vegano rallado encima sería excelente!

Tiempo de cocción: 30 minutos (esto incluye la preparación), o preparar y dejar en la olla de cocción lenta durante unas horas y luego ¡bombardear!

  • Media calabaza, cortada en cubitos
  • 2 batatas medianas, cortadas en cubitos
  • 3 zanahorias picadas
  • 1 cebolla picada
  • 500 ml de caldo de verduras (agregue más agua caliente para cubrir las verduras si es necesario)
  • 1 guindilla picada
  • 1 cucharadita de orégano
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharadita de ajo en gránulos
  • Una pizca de hojuelas de chile
  1. En una sartén grande, sofreír la calabaza, las patatas, las zanahorias, la cebolla y el chile durante 7-8 minutos hasta que estén tiernas.
  2. Agregue el resto de los ingredientes, asegurándose de que haya suficiente caldo de verduras para cubrir las verduras.
  3. Cocine a fuego lento durante 20 a 25 minutos o hasta que las verduras estén bien cocidas y blandas. Alternativamente, puede poner todos los ingredientes en esta etapa en una olla de cocción lenta y dejar reposar durante 3-4 horas.
  4. Blitz en la sartén con una batidora de mano.
  5. ¡Atender!

Me encanta hacer una sopa decente, ¡especialmente en esta época del año! Y es una buena opción para prepararse con unos días de anticipación.

Budín de chocolate vegano: ¡obviamente mi comida favorita de la semana!

Tiempo de cocción: 50 minutos incluida la preparación.

  • 150 g de harina común
  • 30 g de cacao en polvo
  • 30 g de mantequilla / margarina vegana
  • 170 g de azúcar en polvo dorado
  • 10 g de levadura en polvo
  • 120 ml de leche no láctea (yo usé leche de almendras)
  1. Precaliente el horno a 210°c (190°c horno ventilador)
  2. Mezcle todos los ingredientes de la torta en una licuadora y luego vierta en una fuente para horno.
  3. Combine el azúcar morena y el cacao en polvo para la salsa y espolvoree encima de la mezcla del pastel.
  4. Cubre todo en el plato, con el agua caliente.
  5. Hornee durante 40 - 45 minutos.

Nunca antes había hecho algo como esto. Encontré el método de usar el agua caliente para cubrir todo y hacer que la salsa sea un poco extraña al principio, pero cuando saqué el pastel del horno, oh Dios. ¡Estaba listo para convertirme en vegano solo por eso! El pudín fue una delicia entre las personas con las que lo compartí y lo terminé en poco tiempo. ¿Sabes esos budines que te dan en ollas pequeñas que vienen con la salsa encima y los pones en el microondas? ¡Sabía así, pero mejor!

Algunos grandes hechos que he aprendido:

  • En 100 g de soja, hay un 73% más de hierro, un 20% más de proteínas, un 63% más de magnesio y un 26% más de calcio, en comparación con la carne de res.
  • Los estudios dicen que reemplazar la proteína animal con fuentes de proteína vegetal puede ayudar a prevenir enfermedades cardíacas.
  • Algunos médicos recomiendan dietas basadas en plantas para la salud, mientras que un vegano es alguien que no usa ningún producto de origen animal sobre una base moral. Entonces, una persona que elige una dieta basada en plantas podría usar zapatos de cuero, mientras que un vegano no lo haría.
  • Es difícil determinar si el alcohol o incluso los refrescos son aptos para veganos sin tener que buscar los ingredientes irreconocibles en línea y una gran cantidad de alcohol se filtra a través de productos animales. ¡Así que verifique en línea para estar seguro!
  • Se ha demostrado que las emisiones diarias estimadas de gases de efecto invernadero de una dieta vegana promedio de 2000 calorías son entre ⅓ y ½ menos que la dieta equivalente que incluye carne. En términos sencillos, el veganismo es mejor para el medio ambiente.
  • El pudín de chocolate vegano es increíble.

Cosas que se les pide a los veganos con regularidad

Una de mis amigas se hizo vegana hace poco, y me encanta preguntarle al respecto, porque realmente me era ajena. Estas son algunas de las cosas que más le preguntan, junto con sus respuestas.

¿De dónde obtiene su proteína si es vegano?

“¡La peor pregunta número uno para hacerle a un vegano y la que todos reciben! La gente asume que necesitamos carne para obtener proteínas, pero si ese fuera el caso, ¿de dónde obtienen los animales sus proteínas? Plantas Los 10 mamíferos terrestres más pesados ​​del mundo son todos herbívoros & # 8211 usted & # 8217 nunca ha visto un elefante flaco, ¡y solo comen vegetación!

Las plantas son más densas en proteínas y no tienen todos los efectos dañinos de comer carne, es decir, colesterol alto. Así que los veganos obtienen MUCHAS proteínas ".

Si no estamos destinados a comer carne, ¿por qué tenemos dientes caninos?

“Si comparas los dientes caninos humanos con los caninos animales, ¡son inexistentes! Los dientes caninos están diseñados para herir e incapacitar a las presas. ¿Cuántos humanos van mordiendo una vaca hasta matarla y luego la consumen? ¡Sí, ese es el punto! Nuestro sistema digestivo también es muy diferente al de los carnívoros. El sistema digestivo de un carnívoro es corto para pasar la carne en un corto espacio de tiempo para evitar que la carne podrida se pegue en el tracto digestivo. Los seres humanos tienen intestinos más largos al igual que un herbívoro, lo que significa que la carne se asienta y se pudre allí (¡agradable!) "

Es demasiado caro para ser vegano.

“Libra por libra obtendrá más verduras, legumbres y nueces por su dinero que productos animales. Sí, la comida vegana especializada es más cara, pero no es necesaria para una dieta vegana. Sí, la leche de nueces puede ser un poco más cara, pero ¿piensa en lo que dice sobre su comida? Ya comprará los alimentos básicos de una dieta vegana en su tienda semanal de verduras, frijoles, pasta, legumbres. Todo lo que está haciendo al volverse vegano es eliminar los productos de origen animal, ¡así que efectivamente está ahorrando dinero! Del mismo modo, cualquier precio más alto significará que está obteniendo calidad sobre cantidad. Desde que me hice vegano, mi factura de comestibles no ha bajado, no ha subido ".

¿Cómo se puede desarrollar músculo en el gimnasio / hacer ejercicio de manera efectiva sin proteínas?

“¡Vea el punto uno sobre los 10 mamíferos terrestres más pesados! También existen alternativas de proteína vegana en polvo. También se nos dice que en realidad necesitamos más proteínas de las que realmente necesitamos, lo que resulta en una ingesta excesiva de fuentes de proteínas y perjudica nuestra salud. Como ejemplo de acuerdo con las recomendaciones dietéticas, necesito 57 g de proteína al día, pero según la aplicación “My Fitness Pal”, necesito 100 g. Esto se debe a que para garantizar que las personas alcancen su ingesta ideal de proteínas, los gobiernos nos dicen que comamos al menos el doble de lo que necesitamos para lograr nuestro objetivo, pero nuevamente esto viene con un detrimento para nuestra salud, incluido un mayor riesgo de cáncer. daño renal y aumento de grasa, no de músculo ".

Necesitamos lácteos para obtener calcio.

“Las investigaciones han demostrado (consulte https://www.hsph.harvard.edu/nutritionsource/what-should-you-eat/calcium-and-milk/) que los lácteos no son necesarios para el calcio y, de hecho, pueden no ser la mejor fuente de calcio. En cambio, podemos obtener todos nuestros requerimientos de calcio de las plantas junto con ninguno de los efectos adversos de las grasas saturadas de los lácteos, así como un mayor riesgo de ciertos cánceres ".

Solías comer carne, ¿cómo puedes juzgarme ahora?

“Las naciones solían esclavizar y torturar a los humanos, pero ahora se lo considera bárbaro. De la misma manera, aunque pude haber comprado la propaganda que me vendieron desde la infancia sobre la esclavitud de los animales, una vez que se me abrieron los ojos, me detuve. Si crees que te estoy juzgando, probablemente tengas razón, pero eso es porque quiero que la gente deje de esclavizar a los animales. La ignorancia no es excusa para respaldar la tortura ".

Pensamientos duraderos

Después de mi semana de una dieta completamente basada en plantas y de aprender más sobre la ética de ser vegano (aunque no me siento listo para convertirme por completo), soy más consciente de dónde proviene mi comida y qué ingredientes se incluyen. ciertos tipos de alimentos. A lo largo de la semana, en realidad no anhelaba ni pensaba mucho en la carne o el pescado. Las cosas con las que luché fueron el chocolate y el queso, que extrañaba.

Mi objetivo es reducir sustancialmente los productos lácteos y la carne en mi dieta, ya eliminando la leche y el yogur, y voy a utilizar más recetas a base de verduras.

Espero poder disfrutar de una dieta más variada y sentirme más seguro para probar cosas nuevas. Animo a todos a que prueben Vegan, aunque sea por un corto tiempo, solo para ver si pueden hacerlo, y espero que descubran que lo disfrutan tanto como yo.

Para obtener más reseñas y recetas mías, sígueme en Facebook, Twitter e Instagram.


Simple, asequible Precios

Forks Meal Planner es la mejor solución a base de plantas para "¿Qué hay para cenar?" Cada semana, los suscriptores reciben un plan de comidas seleccionado para la semana que incluye recetas fáciles de preparar para el desayuno, el almuerzo, la cena, la merienda y el postre. Completo con una lista de compras, una guía de preparación para el fin de semana y una caja de recetas con innumerables recetas para agregar a su plan, el Planificador está diseñado para hacerlo todo.

Las recetas se pueden escalar para servir cualquier número, del uno al 100. El planificador hace todos los ajustes matemáticos y de comestibles por usted. Cambie sus tamaños de porción predeterminados y otras preferencias en cualquier momento visitando la Configuración de su cuenta, o visite una receta seleccionada para ajustar la cantidad de porciones que preparará de ese plato individual.

¡Sí, hay una aplicación! Simplemente navegue hasta la App Store o la tienda Google Play en su teléfono y busque Forks Meal Planner. Una vez instalado, puede iniciar sesión fácilmente con sus credenciales existentes o, si es un usuario nuevo, también puede comenzar su prueba directamente en la aplicación si lo desea.

Puede probar Forks Meal Planner sin ningún riesgo durante dos semanas para probar nuestras recetas y la flexibilidad y características del plan. Para la membresía premium, tenemos varias opciones de suscripción diferentes a un precio tan bajo como $ 9.99 / mes. Hay suscripciones mensuales, trimestrales y anuales disponibles para adaptarse a cada objetivo.

Las recetas de Forks Meal Planner están especialmente diseñadas por un equipo de expertos en recetas y chefs para cumplir con todos los requisitos del Planner: fáciles de seguir en unos 30 minutos utilizando ingredientes de temporada compartidos y fáciles de encontrar. Todas las recetas de Forks Over Knives siguen la misma filosofía dietética de alimentos integrales basada en plantas, pero mantenemos las recetas de Meal Planner con estándares adicionales para reducir el costo, el desperdicio y el tiempo que se pasa en la cocina.

Ofrecemos ajustes instantáneos para las sensibilidades comunes a los alimentos como las nueces, el gluten y la soja cuando comienza su prueba, y nuestra Caja de recetas se puede buscar fácilmente. Cada receta viene con recomendaciones, notas y comentarios de los usuarios. Además, los suscriptores disfrutan de acceso a un animado grupo comunitario donde pueden intercambiar recomendaciones de recetas, sustituciones y modificaciones para niños.

Todas nuestras recetas están diseñadas para atraer tanto a adultos como a niños. Una vez que pruebe una receta, puede calificarla, agregar sus propias notas o marcarla como una receta "favorita", lo que facilita su búsqueda y recordación para la próxima vez que esté buscando una receta probada y verdadera. ¡intercambio!

Ofrecemos una prueba de dos semanas totalmente libre de riesgos sin necesidad de tarjeta de crédito para que pueda consultar todas las funciones y algunas de nuestras mejores recetas antes de comprometerse con una suscripción. Responda algunas preguntas y tendremos su plan de comidas listo con solo unos clics.

Si continúa navegando por nuestro sitio, acepta nuestros Términos de uso y Política de privacidad. Puede obtener más información sobre cómo usamos las cookies para mejorar su experiencia aquí


Recetas vegetarianas

Pasta de lasaña rota al horno con espinacas

Esta receta aborda el alto contenido de humedad de la berenjena de una manera nueva al tratarlas como se cocinarían los champiñones, sin aceite ni grasa agregada, para que pueda omitir ese paso por completo y aún así terminar con una berenjena cremosa y dorada mezclada en un italiano. a la vinagreta y otras verduras.

Potpies vegetarianos al estilo Samosa

El relleno de estos mini potpies está inspirado en las samosas de papa, esas deliciosas albóndigas condimentadas que vienen fritas en pequeños paquetes triangulares. Aquí, hornea el relleno en moldes con un adorno de hojaldre para crear una comida diaria sencilla y cálida.

Tsion & # x27s Shakshuka

Shakshuka es versátil y fácil de preparar para el brunch o la cena, está repleto de vitaminas y proteínas y es muy sabroso. Es una deliciosa comida reconfortante. El shakshuka tradicional generalmente se hace con tomates, pero esta receta de 15 minutos de Tsion Cafe lo lleva a un nivel diferente con una salsa que incluye vegetales con especias etíopes.

Alcachofas tiernas salteadas con salsa de mantequilla

Una vez que aprenda a recortar y cocinar esta deliciosa verdura de primavera, verá lo rápido que se preparan. Las alcachofas baby son mucho más pequeñas y se cocinan más rápido, lo que las hace perfectas para saltearlas en caramelizadas. Aquí, se sirven con una salsa de mantequilla, pero también se pueden servir con alioli, mantequilla de ajo o salsa holandesa.

Berenjena con Tomate, Broccolini y Mozzarella

Hay algo muy satisfactorio en desenterrar fideos gruesos, de forma original y cubiertos de salsa, especialmente cuando están cubiertos de queso derretido. El plato requiere espinacas, pero tendrá un sabor maravilloso con las verduras cocidas sobrantes mezcladas durante la segunda mitad del plato horneado en una olla.

Katie Lee & # x27s Pasta cremosa de espinacas y alcachofas

A cualquiera que le guste una buena salsa de alcachofas y espinacas derretidas, le encantará este giro italiano en el plato. La comida de 20 minutos es básicamente la misma receta que la salsa clásica pero con pasta. ¿Que podría ser mejor?

Khichdi con especias de la India

"Cuando teníamos problemas de estómago, mi mamá preparaba un simple khichdi de arroz y lentejas con un mínimo de especias y luego subía la apuesta de las especias para un masala khichdi aprobado para la cena, servido con yogur natural y un pepinillo de mango picante y picante", dice Kanchan Koya.

This recipe is somewhere in the middle, perfect when you are looking for a quick comforting weeknight dinner that's light on effort, easy on your digestive system and big on flavor. It's topped with yogurt, but that can be skipped to make it completely vegan.

Veggie Chili Pizza

Chili in the winter fulfills me in the comfort food department. Veggie chili is an even bigger win as there is no meat at all, yet it is perfectly chunky, rich and filling. This recipe is great for big families like Lazarus Lynch's. The cornbread crust is light on carbs and provides a nice base for the chili.

Al Roker's Vegetable Lasagna

This vegetarian lasagna, which is bubbling with gooey cheese, is Al's genius (and delicious) way to pack lots of vegetable servings into dinner.

Carrot and Ginger Soup with Carrot-Top Pesto

This soup is super bright and flavorful. The fresh ginger adds a touch of heat while the coconut cream keeps the dish cool and velvety. All you have to do is take out the Parm to make it vegan.

Sheet Pan Kimchi Fried Rice with Baked Eggs

“Frying” rice in the oven, on a sheet pan, is not only possible, it actually produces the perfect amount of crisping. As with all sheet pan recipes, it’s the perfect throw-it-in-the-oven dish — simply toss your cold rice with veggies, kimchi and seasonings, spread it all onto a sheet pan and let a hot oven do the "frying" for you.

Spicy Miso Ramen

This super oishii spicy ramen is made with basic pantry staples, such as miso paste and tahini. Candice Kumai loves adding extra Sriracha for heat and topping it all off with a slightly runny, soft-boiled egg.

Simple Italian Vegetable and Chickpea Stew

Laura Vitale loves this recipe because it is so versatile. She never makes this stew the same twice — it's always changing based on what she has on hand, and it always comes out delicious! It's comforting and filling but also light, and can easily be made vegan without the cheese.

Baked Lemony Broccoli and Mushroom Pasta

This deeply flavorful, silky pasta studded with broccoli, mushrooms and garlic is finished off with some breadcrumbs for crunch, soft dollops of creamy ricotta and quick-pickled peppers for a tiny bit of heat to balance it out.


My Week as a Vegan

I use the word “week” lightly here, considering I barely made it to Thursday before making excuses about my new veganism disrupting my weekend plans.

When I started this project, I did not have high hopes for myself. In the words of Drake, “I went 0 to 100 real quick.” This is someone who sometimes eats a cheeseburger for breakfast. How was I supposed to spend a week abstaining from all animal products?

If you are thinking about becoming a vegan, I hope my experience here can shed some light on just how difficult this lifestyle change can be. Slide the text below or click the bullets to change the day.

Monday (Day 1): I need to go grocery shopping for my new diet. Based on everything I’ve read about being a vegan, I have learned that without meal prep you might end up eating your own hand … and your hand is not vegan. I went to the grocery store. Experience has taught me that going to the grocery store hungry will result in buying an entire sheet cake, so I decided to go get breakfast out somewhere. This is the biggest complaint I have heard among vegans, “It is almost impossible to eat out.” Luckily, Jax Beach has Delicomb with its variety of delicious vegan options. I ordered an acai bowl and an iced coffee. The acai berry has been praised for its many health benefits. This frozen treat at Delicomb is topped with fresh fruit, granola and honey. I found out after eating this that honey is technically not vegan because bees produce honey for their own use, so I am already failing at my diet.

Problem number two? I grab my iced coffee and brought it to the table where I usually pour about a cup of half-n-half in my coffee. Instead, I used almond milk and agave syrup. Here’s the thing about almond milk, it tastes nothing like half-n-half, so I try to choke it down, but it’s unpleasant and my taste buds want fat. I go to Publix and stock up on rice, beans, various vegetables, almond milk, Puffins peanut butter cereal, hummus, an Amy’s vegan cheese pizza, bananas, avocados, black bean burgers and the ingredients to make vegan chili. I make vegan chili for lunch with quinoa for the protein and avocado for the taste. It was pretty good, but I was hungry again in about 45 minutes. I snacked on almonds and different fruits all afternoon. I had high hopes of cooking for dinner, but got out of work too late and was starving so I ate the pizza. I don’t know if I was just so hungry it tasted good or what, but I had to go to bed early to keep myself from driving to Whit’s Frozen Custard.

Tuesday (Day 2): Peanut butter cereal, almond milk and banana for breakfast. I am dreaming of bacon, egg and cheese biscuits, but I am also looking at Instagram’s of bikini models, so I keep eating the banana. I know if I am going to make it any further in this without walking in front of a moving car, I am going to have to find some new recipes. I find one for a tofu sesame noodle bowl and decide I’ll make it for dinner. For lunch I only have 30 minutes between classes, so I go to Native Sun for cauliflower Sriracha tacos, kale and vegan chocolate coconut clusters. The vegan chocolates are really good. I would have loved to stock up on them, but they are expensive, so I Google a recipe for them later.

I leave Native Sun feeling confident about my new diet and dream of continuing this past the week and becoming so healthy and fit. This fantasy is quickly squashed when I am hungry after class and have to walk past a Chik-fil-a. It takes all willpower I have to walk past the line and go home to have hummus. I start work on dinner as soon as I get home because I don’t want to cook hungry. My dog stays far away from me because I think she can sense I have been looking at her imagining what she would taste like with ketchup. She’s a dachshund, so this isn’t totally inappropriate (right?). I eat my tofu sesame noodle bowl with broccoli, peas and red peppers. For dessert its banana “nice cream” which is just frozen bananas, nutmeg, cinnamon and almonds. It tastes nothing like ice cream … I go to bed sad.

Wednesday (Day 3): I am trying to be positive about my new change. I am not someone who normally has stomach issues, but I could see if you did suffer from that this raw diet would help. I have read the reports I know that refined sugar, animal meat and milk does horrible things to your body, but at the same time, it tastes like heaven. My diet today is pretty similar to the past two days — I eat a lot of peanut butter and almonds. I have a black bean burger with avocado for lunch and a farmer wrap, also known as a veggie wrap, from Native Sun for dinner. I decide to take a different approach and consider people who do this for animal cruelty reasons. I go on PETA’s website to look at pictures and videos of how horrible the meat industry is. Though I feel awful for all the poor cows, pigs and chickens, once I log off, I quickly forget about and I’m soon craving a hamburger and fries so badly I get dizzy.

Thursday (Day 4): I cannot eat peanut butter puffs again, so I drive to Sweet Theory Baking Company in Five Points. I eat a donut and get a piece of cake for later. I have basil pesto hummus, green peppers and pita bread for lunch. I want meat so badly I feel like a heroin addict. I need my beef fix. I thought that by day four the cravings would have subsided and I would be feeling healthier. Maybe I am healthier, but I feel so hungry I don’t notice anything else. I ate some raisins and nuts and came to the realization I would not make it through Halloween weekend as a vegan. I only had one more day to get through.

Friday (Day 5): I began the countdown to meat-day as soon as my eyes opened. I ate my puffs, made a vegan stir-fry for lunch and a vegan grilled cheese with veggie sticks for dinner. I tried to reflect this lifestyle and evaluate how different I felt from Monday morning. I spent the week looking carefully at food labels, not eating fried potato in some form at every meal and realized I don’t need a lot of meat to get the protein I need. The vegan lifestyle is incredibly difficult. It required a lot of planning, it is difficult to eat out and you have to make sure you’re getting all of the right nutrients without carbo-loading. I applaud anyone who can do this on a constant basis. I wish I could. This experiment did teach me to switch out certain food for others. Occasionally substituting different foods for unhealthier ones can have a major impact on your health. Should you decide to try this vegan challenge, I wish you good luck and happy eating my friends.


Full Week of Healthy Vegan Breakfast Ideas (Recipes for Beginners)

These vegan breakfasts were what I ate for one whole week in Bali. All the recipes are healthy, oil-free, gluten-free and most importantly easy to make. So if you are a beginner in the vegan kitchen or just lazy, these recipes hopefully will give you some inspiration for your vegan breakfasts. You can find all of the recipes in my recipe app, ebook or down below.

My Recipe App (iOS): https://apple.co/2GCRyUr
My Recipe App (Android): https://bit.ly/3gf73AX
My Recipe Ebook: http://bit.ly/FIVESECHEALTHEbook

Instagram (@fivesechealth): http://bit.ly/fivesechealthIG
Facebook: http://bit.ly/fivesechealthFB

#breakfastideas #vegan #fivesechealth

My Blender: https://amzn.to/2BxYoqd

RECETAS
Down below you find my recipes I used in the video. I decided to swap some of the ingredients, for example toppings because I didn’t have some ingredients at home. Unfortunately I couldn’t include the steps in the recipes below because of too long description.

Monday:
Tropical Rawnola Bowl, 1 serving

Ingredientes:
1 cup rawnola (category “Sides” in the app)
1 cup fresh pineapple
0,5 cup plant milk
0,25 cup coconut yogurt, unsweetened
0,5 tbsp coconut nectar

Tuesday:
Spirulina Nice Cream, 2 servings

Ingredientes:
4 frozen bananas
2 cup frozen mango
0,3 cup plant milk
2 tsp spirulina powder
1 fresh mango
0,5 cup fresh blueberries
2 tsp hemp seeds

Wednesday:
Smashed Avochickpeas, 2 servings

Ingredientes:
1 aguacate
230 g chickpeas, drained
0,5 red onion
2 tbsp lemon juice
0,5 tsp black pepper, ground
0,5 tsp sea salt
0,25 tsp garlic powder
0,5 cucumber
0,5 cup fresh coriander
4 slices whole wheat bread

Thursday:
Plain Banana Pancakes, 2 serving

Ingredientes:
1 plátano
1 cup oat flour
1 cup plant milk
4 tbsp frozen blueberries
2 tbsp agave syrup
1 plátano

Friday:
Scrambled Tofu Toast, 2 servings

Ingredientes:
250 g firm tofu
6 tbsp water
2 tbsp nutritional yeast
0,25 tsp white pepper, ground
0,5 tsp garlic powder
0,5 tsp turmeric, ground
0,5 tsp sea salt
0,25 tsp cayenne, ground
4 tbsp plant milk
4 whole wheat sourdough slices
4 cherry tomatoes
0,5 spring onion

Saturday:
Creamy Oatmeal, 1 serving

Ingredientes:
0,5 fresh banana
1,3 cup plant milk
0,65 cup rolled oats
0,5 tsp cardamom, ground
0,5 cup frozen raspberries
0,5 fresh banana
1 tbsp peanut butter, unsweetened
1 scoop plant protein powder (optional)

Domingo:
Favorite Smoothie, 1 serving

Ingredientes:
3 fresh bananas
1 cup frozen mango
1 cup fresh spinach
1 tbsp flaxseeds
1 tsp green spirulina powder
0,5 cup water
1 tbsp pea protein powder


My Experience with Hello Fresh Vegetarian Recipes

Confession: I don't usually use recipes. This is both a blessing and a curse. Because while I'm not married to an ingredient list for my meals, I often feel like I have to be "on" while cooking . This means that if inspiration hits mid-meal-prep, then I share my attention with my note pad–I must write down those recipe notes!–and my camera.

I had never tried a meal delivery service, so I was pretty psyched to receive Hello Fresh meals. I opted for the vegetarian plans option. And on a Tuesday, three days of meals for two arrived in an insulated box.

The only things I needed from my own kitchen were cooking tools like a cutting board and a chef's knife and minor ingredients like black pepper, salt, olive oil, and butter.

The vegetarian box was pretty delicious, but I have to admit my favorite part was having easy directions to follow, having all the ingredients pre-selected and delivered (to make mealtime a no-brainer), and having yummy meals to serve my husband, Lawrence.


Hi, I’m Amanda… cook, author, food photographer, time-poor (are you feeling me?) mum, and animal lover. I am also completely food obsessed. At MGK you'll find easy vegan recipes that make eating plant-based food simple and de-licious. Are you hungry? Let's cook. Learn more about me.

Cooking gluten-free dishes can be challenging but estas gluten-free vegan recipes are simple and delicious. Whether it’s pancakes for breakfast or a sushi burrito for lunch, there is a gluten-free vegan dish here for any meal.


My week of vegan eating

Another week has again flown by and my vegan challenge is one week closer to completion.

Here are some of the highlights of my vegan eating this week:

More Supermarket Offerings

This week I tried a soya substitute on the grill that really did look exactly like a marinated chicken breast. I’m pretty sure that someone could pick it off the shelf without realise that it was vegan (apart from the huge Vegan symbol on the packaging!)

I’ve had hardly any sweet treats in the past 7 weeks but I spotted these in the supermarket this week, so I thought I would try them. They were surprisingly good, although the taste of the cola bottles wasn’t quite like the Haribo ones but I could certainly have these as a substitute and not miss the “real” ones.

Vegan-ising Recipes

I found a recipe for red lentils burgers but the recipe contained eggs to bind the mixture together. I had read that 4 tbsp of chickpea flour and 4tbsp of water is a substitute for one egg in baking so I replaced the egg and I made the burgers. The mixture made more burgers than I thought and I ended up freezing a few for another day. Here are the burgers before I cooked them:

As it was my turn to choose the restaurant for our Team Lunch this week so I took us back to Stripped Pizza where I went a couple of weeks ago with Araz and Mark. Everyone seemed to like the place, even though I was the only one of us to enjoy a vegan option.

Last weekend we had a Christening to go to because my boyfriend became a godfather. I was a bit worried about the meal to celebrate afterwards but I was delighted to find out it was a buffet. It meant that I was able to enjoy a lot of vegan options. Unfortunately all of the sushi wasn’t vegan and there was some amazing roast beef which was extremely tempting! However there was plenty of options for me and I didn’t go home hungry.

Pérdida de peso

This week my weight dipped under a certain number (which I can’t reveal as women don’t like to make their weight public) that I have been trying to dip under for about the last 4 years. Although this number isn’t my goal weight, I’ve been surprised by how easily I’ve lost week considering I haven’t been regularly exercising for the last 5 or more weeks due to a knee injury. In the past I have always tried to manage my weight through exercise and largely failed. It just goes to prove that you can’t out-train a bad diet.



Comentarios:

  1. Eyou

    Sí, la respuesta es casi la misma que la mía.

  2. Mozragore

    Hiiii)) les sonrío

  3. Audel

    Es comprensible, gracias por una explicación.

  4. Trymian

    Iré a dar un enlace a un amigo en ICQ :)

  5. Pearroc

    Sí, en serio. Estoy de acuerdo con todo lo mencionado anteriormente. Podemos comunicarnos sobre este tema.

  6. Musho

    Le recomiendo que vaya al sitio, donde hay mucha información sobre el tema que le interesa.

  7. Daikasa

    Le pido perdón, esto no me conviene. ¿Hay otras variaciones?



Escribe un mensaje